Ejercitaciones correspondientes al primer Parcial del Curso de Ingreso 


Lengua - Ejercitación 1 - Grado de dificultad 1


Agregá al principio o al final del siguiente texto, tres oraciones que muestren el uso de las tres formas de presente del modo indicativo para el narrador:

"Todo alrededor suyo se revestía de formas quiméricas y horribles; todo era tinieblas o luz dudosa, más imponente aun que la oscuridad. Sólo la reina de los cielos, suavemente iluminada por una lámpara de oro, parecía sonreír tranquila, bondadosa y serena en medio de tanto horror.
Sin embargo, aquella sonrisa muda e inmóvil que le tranquilizara un instante concluyó por infundirle temor, un temor más extraño, más profundo que el que hasta entonces había sentido."


Imprimir actividad

Lengua - Ejercitación 2 - Grado de dificultad 2


El siguiente texto fue escrito usando como punto de partida de la historia el presente del modo indicativo. Pasá los verbos conjugados a los diferentes pretéritos, cambiando las palabras y expresiones temporales que correspondan:

Hoy tenemos la sensación de estar soñando: parece mentira que ayer estábamos viendo televisión tranquilamente, sin ser protagonistas de un drama. 
Ahora que todo ha pasado, quisiéramos volver a la semana pasada o que ya aparezca el futuro, aunque más no sea cercano: dentro de dos días o el año que viene. 
Mañana iremos a declarar y veremos qué se siente cuando todo nos acusa y no podemos defendernos.


Imprimir actividad

Lengua - Ejercitación 3 - Grado de dificultad 3


a) Explicá en cada caso los usos de los tiempos verbales subrayados en el siguiente texto (podés agrupar los de función similar):

Recuerdo lo que pasó esa mañana cuando iba camino de mi oficina como todos los días, usando el puente que la Municipalidad había terminado algunos días antes. Pensé que sería fácil decirle a mi jefe que me había retrasado porque el puente no estaba terminado. En eso meditaba cuando mis pensamientos fueron interrumpidos por un fuerte sonido que en un principio atribuí al estallido de un neumático. Cuando hube descendido de mi auto, me percaté del fuerte olor a pólvora que me rodeaba. Nunca en mi vida he vuelto a sentir tanto temor: antes de salir de un coche, bajo la ventanilla, olfateo el aire como un animal ansioso, verifico si hay personas u otros vehículos a mi alrededor y sólo después desciendo con cierta tranquilidad. Hombre precavido vale por dos, dicen. Seré desconfiado, pero no me tomarán nunca más desprevenido.

b) ¿Cuál es el sujeto principal de: "Mis pensamientos fueron interrumpidos por un fuerte sonido que en un principio atribuí al estallido de un neumático"?

c) Reescribí la siguiente oración para que el núcleo del sujeto sea un verbo en infinitivo: "El descenso de los vehículos debe ser una tarea cuidadosa".

d) Extraé del texto una construcción comparativa.

e) Inventá (tomando el sentido general del texto) una construcción nominal sustantiva con el siguiente esquema:

MD                 MD                     N                     MI                             APOSICIÓN


Imprimir actividad

Lengua - Ejercitación 4 - Grado de dificultad 4


Después de leer el siguiente texto deberás resolver las siguientes consignas: 
a) Indicar tres referencias temporales precisas. 
b) Subrayá las expresiones temporales que sólo pueden ser comprendidas a partir de las referencias precisas dadas en el texto. 
c) Indicá los datos de tiempo, aproximados o exactos, a las que se refieren las expresiones que encontraste en el punto anterior. 
d) Describí cuales son los componentes del circuito de la comunicación en el texto. 
e) ¿Qué acto de habla se realiza en la frase subrayada? 
f) ¿Es explícito o implícito? 
g) Transformá la oración para que el tipo de acto de habla sea del otro tipo. 
h) ¿Cuál es el sujeto de la frase entre paréntesis del primer párrafo? 
i) ¿A qué genero pertenece el fragmento?
j) ¿De qué tipo de texto se trata? 
k) ¿Se puede marcar en el episodio relatado una situación inicial, una complicación y una resolución? Si es así, marcálos. 
l) ¿Cuál es el marco?

 

Bs As, 4 de Noviembre de 2038


Querido hijo: Recuerdo como si fuera hoy el 4 de noviembre de 2000. Ese día amaneció nublado. Cuando salimos de casa serían las 8 de la mañana, pero yo estaba despierto desde hacía un buen rato. Casi se podría decir que había dormido mal durante toda la noche anterior. Cuando hube terminado "todo" el desayuno (para mi madre las neuronas matinales responden directamente a las directivas de las calorías ingeridas en esa comida estratégica), sentí más angustia que antes. Muchas veces he vuelto a experimentar esa sensación terrible: la de un pozo negro que se abrirá ante mí y no podré saltarlo. Todo esto se mezclaba en mi imaginación cuando llegamos. Prometí entonces que nunca más daría por sentado que sabía lo suficiente y apagaría la T.V. temprano para estudiar más. Pero presentí que ya era tarde: el profesor ya había llegado con los temas y en el aula se instaló un profundo silencio. "La suerte está echada", dijo mi subconsciente apelando al emperador Julio César en un texto que había usado para la ejercitación. Más tarde, cuando salí triunfante, pensé que yo también había cruzado mi Rubicón.            
                                                Tu padre
                    En Cuentos del Ingreso 2000
(adaptación). Laura Vaner

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir actividad